Saltar al contenido

DIY: Jardín eterno en botella, un año después

Una planta dentro de un cristal es una técnica de jardinería que se ha vuelto muy popular en los últimos años. Consiste en cultivar una planta en un recipiente de vidrio sellado, creando un pequeño ecosistema autónomo. Este tipo de jardines son ideales para aquellos que buscan una forma fácil y atractiva de decorar su hogar u oficina, además de ser una excelente opción para aquellos que no tienen mucho tiempo para dedicar al cuidado de las plantas. En este tipo de jardín, la planta recibe toda la luz y los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse, creando un ambiente relajante y agradable.

El contenido:

Hola, bienvenidos a Arte en Casa. Mi nombre es Tania y ya ha pasado un año desde que hice los Jardines Eternos. En los videos del año pasado, expliqué dos de los seis modelos que hice. En el video de este año, explicaré los cuatro modelos restantes y también recordaré cómo funcionan los jardines eternos. Podrán ver la diferencia entre los jardines del año pasado y cómo están este año. Espero que les guste. Ha pasado un poco más de un año desde que hice estos jardines eternos y hoy quiero mostrarles cómo han evolucionado en este tiempo.

Para los que no han visto los videos anteriores, voy a explicar paso a paso cómo se puede hacer un jardín en una botella cerrada y que las plantas vivan durante muchísimos años sin tener que cuidarlas.

Desde que leí un artículo que decía que un hombre había embotellado una planta hace más de 40 años y ésta había crecido hasta ocupar todo el espacio de la botella, tuve ganas de hacer este proyecto. La noticia me cautivó. David Latimer plantó su jardín en una botella en 1960 y en 1972 la regó por última vez. Me pareció increíble. Así que el año pasado estuve investigando sobre el tema y cómo era posible que una planta pudiera vivir tanto tiempo encerrada y sin ningún cuidado. El año pasado ya lo expliqué, pero en este video lo vuelvo a explicar.

Dentro de la botella se crea un ecosistema y por ese motivo las plantas pueden vivir y crecer felices. El agua del único riego es absorbida por las raíces y se libera en el aire a través de las hojas durante la transpiración. El agua se condensa y vuelve al fondo del tarro para ser absorbida nuevamente por las raíces. Durante la noche, las células de las plantas respiran, absorben el oxígeno y expulsan dióxido de carbono. Durante el día, gracias a la luz solar, tienen lugar la función clorofílica, en la que las plantas absorben dióxido de carbono del aire, lo descomponen y liberan oxígeno. Gracias a la función clorofílica y a la luz solar, las plantas fabrican su propio alimento. Como pueden ver, todo se reutiliza una y otra vez. Dicen que el ciclo se agota cada 50 años. A ver cuánto duran nuestras plantas en una botella.

Ahora que ya sabemos cómo funciona, vamos a ver qué materiales necesitaremos para hacer este maravilloso experimento. Os voy a mostrar cómo hice los cuatro jardines eternos que enseñé el año pasado. El primero en una botella cuadrada de cristal pequeña con tapón de corcho, el segundo en una botella del mismo estilo pero aún más pequeña, el tercero en una bombilla y el cuarto en un tarro grande de cristal con tapa de corcho. Contra más ancha sea la apertura del recipiente, más fácil será colocar todos los elementos. Como ya tengo la experiencia de un año con estos jardines, hoy les puedo decir qué fue lo que hice bien o mal el año pasado.

Para hacer un jardín eterno, necesitarán una botella con tapón de corcho o que permita sellar la botella completamente, piedras volcánicas para el fondo, malla, carbón activado, sustrato, plantas, piedras para decorar, pinzas, palitos para las bandejas y una botella o cuentagotas para regar.

Lo primero es asegurarnos de que las botellas que vamos a utilizar están bien limpias. Luego, rellenamos el fondo con piedras volcánicas. Ponemos un trozo de malla para separar las piedras del sustrato y permitir que el agua pueda bajar hasta el fondo de la botella. Luego, echamos el carbón activado y el sustrato.

Después, introducimos las plantas poco a poco, separándolas por pequeñas secciones para que quepan por la apertura y las acomodamos en la base con un palo largo. Decoramos con piedras blancas y regamos las plantas con suficiente agua para que vivan y crezcan felices. Tapamos la botella con el corcho.

En el caso de la botella más pequeña, no utilizamos piedras en el fondo ya que quitarían mucho espacio. Echamos directamente el carbón activado y luego el sustrato. Los demás pasos son iguales.

Para la bombilla, seguimos los mismos pasos que en la primera botella, pero en el momento de cerrarla utilizamos silicona para tapar el agujero de la tapa y que quede herméticamente cerrada.

El último jardín eterno que les voy a enseñar hoy lo hice en un tarro grande. Es el más cómodo, ya que la base es igual de grande que la apertura. Los pasos son exactamente iguales, pero la dificultad de colocar los elementos es mínima.

Recuerden situar el jardín eterno en una zona bien iluminada, cerca de una ventana pero sin sol directo. Deben regarlo con cuidado, sin ahogar las plantas. No hay que tener prisa en el paso de la tierra, hay que esperar a que caiga dentro de la botella. Limpien los cristales cada cierto tiempo para poder ver lo que pasa en el interior de la botella. Descarguen las etiquetas desde el blog.

Espero que les haya gustado el video y que sigan bien las instrucciones. Si les ha gustado, denle me gusta y compártanlo con quienes les pueda interesar. Si no quieren perderse ningún video, suscríbanse al canal y activen las notificaciones.

¡Hasta la próxima semana con un nuevo video! Feliz semana.

Índice

Jardín Eterno en una botella cerrada un año después – Ideas DIY con plantas

Descubre las plantas ideales para terrarios en cristal

Si estás pensando en crear un terrario en cristal, es importante elegir las plantas adecuadas para que puedan sobrevivir en un ambiente cerrado. Afortunadamente, existen muchas opciones de plantas perfectas para los terrarios en cristal.

Plantas suculentas como el cactus de navidad, el cactus de pelota y el echeveria son ideales para terrarios en cristal debido a su capacidad para almacenar agua y sobrevivir en ambientes secos.

Plantas de helecho como el helecho de Boston y el helecho cuero son perfectas para terrarios en cristal porque crecen bien en ambientes húmedos y sombreados.

Las plantas tropicales como la maranta, la hiedra inglesa y la begonia rex también son excelentes opciones para terrarios en cristal debido a su capacidad para prosperar en ambientes cálidos y húmedos.

Otras plantas pequeñas y fáciles de cuidar que pueden funcionar bien en un terrario en cristal incluyen la fittonia, la violeta africana y la planta araña.

Recuerda que al crear un terrario en cristal, es importante elegir plantas que tengan necesidades similares de luz y agua y que no crezcan demasiado rápido para que no se vuelvan demasiado grandes para el contenedor. Con estas plantas ideales para terrarios en cristal, podrás crear un hermoso y fácil de cuidar jardín de interior.

Descubre el fascinante funcionamiento del jardín eterno y cómo crear el tuyo propio

Si eres amante de las plantas y te encanta la idea de tener un jardín eterno en tu hogar, ¡estás en el lugar correcto! En este artículo te mostraremos cómo crear tu propio jardín eterno utilizando plantas dentro de cristal.

Antes de empezar, es importante entender cómo funciona el jardín eterno. Básicamente, se trata de un mini ecosistema cerrado en el que las plantas, el agua y los nutrientes se reciclan constantemente. Las plantas dentro de cristal son una excelente opción para crear este tipo de jardín debido a su bajo mantenimiento y su belleza natural.

Para crear tu propio jardín eterno con plantas dentro de cristal, necesitarás los siguientes elementos:

  • Un recipiente de cristal transparente con tapa
  • Piedras decorativas
  • Plantas adecuadas para este tipo de jardín (como el musgo, helechos y plantas acuáticas)
  • Agua destilada o filtrada
  • Abono líquido para plantas acuáticas

Una vez que tengas todos los elementos, sigue estos pasos:

  1. Cubre el fondo del recipiente de cristal con una capa de piedras decorativas.
  2. Agrega una capa de tierra para plantas acuáticas.
  3. Planta las plantas dentro del recipiente, asegurándote de que queden bien sujetas a la tierra.
  4. Agrega agua destilada o filtrada hasta cubrir las raíces de las plantas. No llenes el recipiente hasta arriba.
  5. Agrega unas gotas de abono líquido para plantas acuáticas.
  6. Cierra la tapa del recipiente y colócalo en un lugar con luz indirecta.

¡Listo! Ahora puedes disfrutar de tu propio jardín eterno con plantas dentro de cristal. Recuerda mantener el agua limpia y agregar abono cada cierto tiempo para asegurarte de que tus plantas estén saludables y felices. ¡Disfruta de la belleza y la tranquilidad que este tipo de jardín puede brindarte!

Consejos para la ubicación perfecta de tu terrario: ¿Dónde ponerlo?

Si eres un amante de las plantas y te encanta tenerlas en casa, seguramente has considerado tener un terrario. Este tipo de decoración se ha vuelto muy popular en los últimos años, no solo por lo hermoso que luce, sino porque también es muy fácil de cuidar.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que para que un terrario funcione correctamente, es necesario colocarlo en el lugar adecuado. En este artículo te daremos algunos consejos para que puedas encontrar la ubicación perfecta para tu terrario.

Iluminación

Una de las cosas más importantes que debes tomar en cuenta es la iluminación. Recuerda que las plantas necesitan luz para poder realizar la fotosíntesis, así que es fundamental que el lugar donde coloques tu terrario tenga acceso a luz natural.

Si no cuentas con una ventana cercana, puedes optar por colocar una lámpara de luz artificial cerca del terrario. Sin embargo, es importante que no esté expuesto directamente al sol, ya que esto podría quemar las plantas.

Humedad

Otro factor importante es la humedad. Las plantas que se encuentran dentro del terrario necesitan un ambiente húmedo para crecer adecuadamente, así que es importante colocarlo en un lugar donde la humedad sea alta.

En caso de que tu casa sea muy seca, puedes colocar un recipiente con agua cerca del terrario para aumentar la humedad. También puedes optar por rociar agua dentro del terrario periódicamente.

Temperatura

Por último, es importante considerar la temperatura. Las plantas que se encuentran dentro del terrario necesitan una temperatura constante para poder crecer adecuadamente.

Por lo general, una temperatura de entre 18 y 24 grados centígrados es ideal para la mayoría de las plantas. Es importante evitar colocar el terrario cerca de fuentes de calor como radiadores o estufas, ya que esto podría afectar la temperatura del ambiente.

Si sigues estos consejos, podrás encontrar la ubicación perfecta para tu terrario y disfrutar de la belleza de las plantas dentro de cristal.

Guía completa: Cuidados esenciales para mantener un terrario en óptimas condiciones

Si eres amante de las plantas y quieres llevar tu afición al siguiente nivel, un terrario puede ser la opción perfecta para ti. Un terrario es un pequeño ecosistema dentro de un recipiente de cristal que contiene plantas, sustrato y otros elementos naturales. Para mantener un terrario en óptimas condiciones, es importante seguir una serie de cuidados esenciales.

Escoge las plantas adecuadas

No todas las plantas son aptas para vivir dentro de un terrario. Es importante escoger plantas que se adapten a las condiciones del terrario, como la humedad y la cantidad de luz. Algunas opciones populares son las suculentas, los helechos y las plantas tropicales.

Elige el sustrato adecuado

El sustrato es el material que se utiliza para cubrir las raíces de las plantas. En un terrario, es importante escoger un sustrato que retenga la humedad y permita la circulación de aire. Una mezcla de musgo sphagnum, tierra de hojas y arena puede ser una buena opción.

Mantén la humedad adecuada

Las plantas dentro del terrario necesitan una humedad constante para sobrevivir. Es importante rociar las plantas con agua regularmente y asegurarse de que el sustrato esté siempre húmedo. También se puede colocar un humidificador cerca del terrario para mantener los niveles de humedad adecuados.

Controla la temperatura y la luz

Es importante colocar el terrario en un lugar donde reciba luz indirecta y evitar exponerlo a temperaturas extremas. Una temperatura entre 18 y 26 grados Celsius es adecuada para la mayoría de las plantas de terrario.

Mantén el terrario limpio

Es importante mantener el terrario limpio y libre de hojas muertas o plantas enfermas. También se puede utilizar un fungicida o insecticida natural para prevenir plagas o enfermedades.

Siguiendo estos cuidados esenciales, podrás mantener tu terrario en óptimas condiciones y disfrutar de un pequeño jardín dentro de tu hogar.

En resumen, tener una planta dentro de un cristal es una manera creativa y única de agregar un toque de naturaleza a cualquier espacio. Además de ser una adición estética, también puede tener beneficios para la salud al filtrar el aire y reducir el estrés. Con un poco de cuidado y atención, una planta dentro de un cristal puede crecer y prosperar durante mucho tiempo, convirtiéndose en una parte integral de la decoración del hogar. ¡No dudes en probarlo tú mismo y ver cómo una simple planta puede transformar tu espacio!