Saltar al contenido

Control eficaz de la verticilosis en olivos

Los olivos son árboles que han sido cultivados durante miles de años y son una parte integral de la dieta mediterránea. Sin embargo, los olivos son propensos a una serie de enfermedades que pueden afectar su producción y calidad. Las enfermedades pueden ser causadas por bacterias, hongos, virus e insectos, y pueden variar en gravedad desde leves a graves. Es importante que los productores de aceite de oliva y los cultivadores de olivos estén al tanto de las enfermedades que pueden afectar a sus árboles y sepan cómo prevenirlas y tratarlas para asegurar una producción saludable y sostenible.

Índice

Un avance en la protección de los olivos: nuevos plantones inmunes al ataque de hongos

Los científicos han logrado desarrollar plantones de la variedad picual que son resistentes al verticillium. Esta fórmula ha sido respaldada por estudios y experimentos llevados a cabo por las universidades de Jaén y Sevilla desde 2011. Tanto el centro de investigaciones científicas como la empresa Nutesca han obtenido una bio formulación capaz de combatir las esporas de verticillium y también han probado su efectividad contra la phytophtora.

Estos nuevos plantones ofrecen la tranquilidad de evitar ataques de hongos en los olivos. Incluso han demostrado su efectividad en olivos que se habían secado debido a estos tipos de hongos. Los olivos que fueron tratados con esta formulación hace siete años prácticamente no sufrieron sequías en comparación con los olivos de control. También se han realizado numerosos ensayos con micorrizas, lo cual nos brinda una solución alternativa para mantener nuestra variedad picual al cien por cien.

Además de poner estos plantones picuales protegidos en el mercado, los propietarios de la patente brindan asesoramiento a los productores de oliva para evitar el desarrollo del hongo. Por ejemplo, se recomienda sembrar los plantones en montículos y evitar el encharcamiento del suelo.

Solución a la verticilosis, una de las enfermedades más temidas por los olivareros

Descubre las causas y soluciones para las puntas secas en las hojas de olivo

Los olivos son árboles resistentes, pero pueden verse afectados por diversas enfermedades y problemas. Uno de ellos son las puntas secas en las hojas, que pueden indicar una falta de nutrientes o la presencia de una enfermedad.

Causas

Las puntas secas en las hojas de olivo pueden deberse a varias causas:

  • Falta de agua: Si el olivo no recibe suficiente agua, las hojas pueden secarse en las puntas.
  • Falta de nutrientes: Si el olivo no recibe suficientes nutrientes, las hojas pueden mostrar un crecimiento deficiente y secarse en las puntas.
  • Enfermedades: Algunas enfermedades, como la verticilosis, pueden provocar que las hojas del olivo se sequen en las puntas.
  • Plagas: Algunas plagas, como el barrenador del olivo, pueden dañar las hojas del árbol y provocar que se sequen en las puntas.

Soluciones

Para solucionar las puntas secas en las hojas de olivo, es necesario identificar la causa del problema:

  • Riego: Si el problema es la falta de agua, es necesario aumentar la frecuencia de riego del olivo.
  • Nutrientes: Si el problema es la falta de nutrientes, se pueden aplicar fertilizantes específicos para árboles de olivo.
  • Enfermedades: Si el problema es una enfermedad, es necesario tratar el olivo con productos específicos para la enfermedad en cuestión.
  • Plagas: Si el problema es una plaga, es necesario tratar el olivo con insecticidas específicos para la plaga en cuestión.

Mejor momento para fumigar los olivos: consejos y recomendaciones

Los olivos son árboles que pueden verse afectados por diversas enfermedades a lo largo de su vida. Para prevenirlas y combatirlas, es necesario fumigarlos en el momento adecuado.

El mejor momento para fumigar los olivos es antes de que aparezcan los primeros síntomas de enfermedad. Esto se debe a que, una vez que la enfermedad se ha manifestado, su control es mucho más difícil y costoso. Por lo tanto, es recomendable realizar tratamientos preventivos en los momentos adecuados.

En general, se recomienda fumigar los olivos en primavera, antes de que comiencen a brotar las hojas. En este momento, los árboles están en una fase de crecimiento y los tratamientos resultan más efectivos. También es importante fumigar los olivos después de la cosecha, ya que es en este momento cuando los árboles están debilitados y son más vulnerables a las enfermedades.

Consejos para fumigar los olivos:

  • Utilizar productos fitosanitarios autorizados y respetar las dosis indicadas.
  • Elegir el momento adecuado para fumigar, teniendo en cuenta la fase de crecimiento de los árboles y las condiciones climáticas.
  • Protegerse adecuadamente durante la aplicación de los tratamientos para evitar intoxicaciones.
  • Realizar un seguimiento de los árboles para detectar posibles síntomas de enfermedad y actuar con rapidez en caso necesario.

Realizar tratamientos preventivos en primavera y después de la cosecha, utilizar productos autorizados y respetar las dosis indicadas, protegerse adecuadamente y realizar un seguimiento de los árboles son algunos de los consejos y recomendaciones a seguir.

Descubre las principales plagas que afectan al olivo y cómo prevenirlas

Los olivos, al igual que cualquier otra planta, están expuestos a diversas enfermedades y plagas que pueden afectar su crecimiento y producción. En este artículo te mostraremos las principales plagas que afectan al olivo y cómo prevenirlas.

Plagas comunes del olivo

Mosca del olivo: Esta plaga es una de las más comunes y puede causar graves daños a los frutos del olivo. La mosca del olivo pone sus huevos en los frutos, lo que provoca la caída prematura de los mismos. Para prevenir esta plaga, es importante realizar tratamientos preventivos con productos específicos.

Cochinilla: Esta plaga se alimenta de la savia del olivo y puede causar la pérdida de hojas y ramas. También secreta una sustancia pegajosa que atrae a otros insectos y puede facilitar la aparición de hongos. Para prevenir esta plaga, se recomienda realizar tratamientos preventivos con productos específicos.

Pulgón: Esta plaga se alimenta de la savia del olivo y puede causar la pérdida de hojas y ramas. También secreta una sustancia pegajosa que atrae a otros insectos y puede facilitar la aparición de hongos. Para prevenir esta plaga, se recomienda realizar tratamientos preventivos con productos específicos.

Prevención de plagas en el olivo

Para prevenir la aparición de plagas en el olivo, es importante realizar tratamientos preventivos con productos específicos y mantener una buena higiene en el cultivo. También es recomendable evitar el exceso de riego y mantener el suelo bien drenado.

Otra medida preventiva importante es la poda adecuada del olivo, ya que esto puede ayudar a mejorar la circulación del aire y reducir la humedad, lo que dificulta la aparición de plagas y enfermedades.

Conoce los mejores nutrientes para tus olivos: ¿Qué tomar para su crecimiento y salud?

Si eres dueño de un olivar, es importante que sepas qué nutrientes son esenciales para el crecimiento y la salud de tus árboles. La falta de nutrientes puede llevar a enfermedades de los olivos, lo que puede afectar la calidad y cantidad de la producción de aceitunas.

Calcio es uno de los nutrientes más importantes para los olivos, ya que ayuda a fortalecer la estructura de las células y mejora la resistencia a enfermedades y plagas. También es necesario para la formación de las paredes celulares y la regulación del pH del suelo.

Nitrógeno es otro nutriente vital para el crecimiento y desarrollo de los olivos. Es necesario para la producción de clorofila y la fotosíntesis, lo que ayuda a mejorar el rendimiento de los árboles. Sin embargo, es importante no excederse en el uso de nitrógeno, ya que puede aumentar la susceptibilidad de los olivos a ciertas enfermedades.

Magnesio es esencial para la producción de clorofila y la fotosíntesis, y también ayuda a mantener un pH adecuado del suelo. La deficiencia de magnesio puede llevar a la clorosis y la pérdida de hojas en los olivos.

Otros nutrientes importantes para los olivos incluyen el potasio, que ayuda a regular el agua y los nutrientes dentro de las células, y el fósforo, que es esencial para la formación de raíces fuertes y la producción de flores y frutas.

El calcio, el nitrógeno, el magnesio, el potasio y el fósforo son algunos de los nutrientes más importantes que los olivos necesitan para mantenerse fuertes y saludables.

En conclusión, aunque los olivos pueden ser susceptibles a varias enfermedades, es importante recordar que la prevención es la mejor manera de mantenerlos sanos. Esto puede incluir prácticas de manejo adecuadas, como la poda regular y la eliminación de ramas enfermas, así como el uso de fungicidas o insecticidas si es necesario. Al estar atentos a los síntomas y tomar medidas preventivas, podemos asegurarnos de que nuestros olivos continúen produciendo aceitunas saludables y deliciosas durante muchos años.