Saltar al contenido

Drago de Gran Canaria: Dracaena tamaranae

El drago de Gran Canaria es un árbol emblemático de la isla de Gran Canaria, perteneciente a la especie Dracaena draco. Conocido también como drago canario, es considerado uno de los símbolos naturales más importantes de las Islas Canarias. Este árbol es particularmente reconocido por su gran tamaño, longevidad y belleza, lo que lo convierte en una atracción turística popular en la isla. Además, el drago de Gran Canaria es valorado por sus propiedades medicinales y su uso en la artesanía local.

El Trago de Gran Canarias, o Dracaena tamara Cnae, se encuentra en peligro de extinción debido a su escasa población. Este árbol se localiza en acantilados y escarpes del suroeste de Gran Canaria. Está catalogado como una especie en peligro de extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y necesita un plan de recuperación.

El Drago de Gran Canarias es una variedad de Dracaena que fue descubierta antes de ser registrada como una nueva especie endémica de Gran Canaria en noviembre de 1999. Tiene diferencias marcadas con su pariente más cercano, la Dracaena draco.

La principal razón por la que el Drago de Gran Canarias está en peligro de extinción es la escasez de individuos. Según un censo realizado en 2003, solo existen 76 ejemplares de Drago de Gran Canarias, de los cuales 63 nunca han florecido. Además, se ha observado una alta mortalidad en esta especie, con un registro de 16 muertes en los últimos 30 años. Su tasa de reproducción también es muy baja.

Los eventos naturales, como los vendavales, desprendimientos y sequías periódicas, también representan un riesgo para la supervivencia de este árbol. Por todas estas razones, se considera al Drago de Gran Canarias en peligro de extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias.

Índice

Árbol Drago de Gran Canaria (Dracaena tamaranae)

Descubre el drago más antiguo de Gran Canaria: una joya natural de la isla

Si estás buscando una experiencia única en Gran Canaria, no puedes perderte la oportunidad de descubrir el drago más antiguo de la isla. Esta especie de árbol, originaria de las Islas Canarias, es considerada una verdadera joya natural por su belleza y longevidad.

El drago de Gran Canaria es uno de los atractivos turísticos más importantes de la isla y se encuentra ubicado en el municipio de Icod de los Vinos. Este árbol, que tiene una altura de más de 17 metros y un diámetro de tronco de 20 metros, se estima que tiene más de 500 años de edad.

El drago es un árbol de hoja perenne cuyo tronco está cubierto por una corteza gruesa y rugosa. Su copa es muy ramificada y sus hojas son largas y puntiagudas. Además, produce una resina roja muy valorada por sus propiedades medicinales y cosméticas.

El drago de Gran Canaria es un ejemplo de la riqueza natural de la isla y es un lugar de peregrinación para muchos turistas y visitantes. Si tienes la oportunidad de visitar la isla, no dudes en incluir en tu itinerario una visita a este tesoro natural.

Descubre cuánto tiempo tarda en crecer un drago canario: Todo lo que necesitas saber

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el drago canario y cuánto tiempo tarda en crecer. El drago canario es un árbol de gran tamaño y longevidad que es originario de la isla de Gran Canaria.

El drago canario puede tardar varios años en crecer, dependiendo de diversos factores como el clima, la disponibilidad de agua y nutrientes, y la cantidad de luz solar que recibe. Sin embargo, en general, se puede decir que el drago canario tarda entre 30 y 40 años en alcanzar su tamaño adulto.

El drago canario es un árbol muy resistente y puede vivir hasta 500 años en condiciones ideales. Además, es un árbol muy importante en la cultura canaria y se utiliza para la producción de diversos productos como la resina de drago.

Ahora que ya sabes un poco más sobre él, ¡puedes disfrutar de su belleza y utilidad en la cultura canaria!

Descubre la cantidad exacta de dragos en Canarias: datos y curiosidades

El drago de Gran Canaria es una de las especies de árboles más emblemáticas y características del archipiélago canario. Pero, ¿sabías que existen más de 200 especies de dragos? En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los dragos de Canarias.

¿Qué es un drago?

El drago es un árbol de la familia de las Dracaneas, originario de Canarias y que se encuentra en otras zonas subtropicales del mundo. Es conocido por su gran tamaño, su tronco grueso y su copa esférica.

¿Cuántos dragos hay en Canarias?

Se estima que en las islas Canarias existen cerca de 40.000 dragos, siendo la mayoría de ellos de la especie Dracaena draco, más conocido como drago canario.

Curiosidades sobre el drago canario

El drago canario es un árbol que puede vivir más de 500 años y alcanzar los 20 metros de altura. Además, es capaz de regenerar su corteza y ramas, por lo que puede sobrevivir a incendios forestales.

El drago canario también ha sido utilizado tradicionalmente por sus propiedades medicinales, como por ejemplo para tratar enfermedades respiratorias y digestivas.

Descubre la vida útil del drago canario: ¿Cuántos años puede llegar a vivir?

El drago canario es un árbol emblemático de Gran Canaria, que se caracteriza por su forma peculiar y su capacidad para resistir largos períodos de sequía. Pero, ¿cuántos años puede llegar a vivir?

Según estudios realizados, el drago canario puede vivir hasta 500 años, lo que lo convierte en uno de los árboles más longevos del mundo. Esta especie de árbol es conocida por ser muy resistente y adaptarse a diferentes tipos de suelo, lo que le permite sobrevivir en condiciones extremas.

El drago canario es una especie protegida y su explotación está regulada por la ley. Además, su uso medicinal y ornamental también está regulado.

Es importante protegerlo y preservar su hábitat para que siga siendo parte del patrimonio natural de Gran Canaria.

En resumen, el drago de Gran Canaria es una especie emblemática de la isla que ha sobrevivido a lo largo de siglos gracias a su gran capacidad de adaptación. A pesar de haber sufrido diversas amenazas, actualmente se encuentra protegido y es un símbolo de la riqueza natural y cultural de Gran Canaria. Es importante seguir concienciando sobre la importancia de preservar esta especie y su hábitat para garantizar su supervivencia y la de otras especies que dependen de él. Además, es fundamental seguir investigando y trabajando en su conservación para asegurar su pervivencia en el futuro.